¿Qué ventajas aporta la integración de un TPV con un ecommerce?

La omnicanalidad se define como la unificación de todos los canales de comunicación en los que está presente una marca o un negocio, de tal forma que para el cliente no haya diferencias entre ellos. Se trata de un concepto muy presente para los negocios retail pero que hoy en día todavía está siendo adoptado.

Además, una realidad incuestionable es que el comercio electrónico ha llegado para quedarse. España ocupa el tercer puesto como país con un mayor crecimiento de ecommerce en el último año. En el segundo trimestre de 2021 nuestro país ha escalado nueve puntos con respecto a la media global; con un crecimiento de ingresos del 12%, según el Shopping Index.

Estos datos evidencian que la presencia online es una asignatura obligatoria para todo tipo de negocios, lo que hace aún más importante que la relación con los clientes también se lleve a cabo a través del canal digital. En esta ecuación, integrar tu tienda online con tu TPV debe ser una prioridad para poder conectar las compras online y offline.

Antes de explicar los porqués de llevar a cabo esta integración, vale la pena definir los dos conceptos clave:

  • Plataforma ecommerce: software de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio.
  • Un TPV (terminal de punto de venta) o POS (por sus siglas en inglés, point of sale), es un sistema que permite gestionar todo el proceso de venta de una tienda, desde la lectura del código de un artículo hasta la generación de tickets y facturas.

¿Por qué deberías integrar el TPV con tu ecommerce?

A priori, integrar tu plataforma de ecommerce con tu TPV puede parecer complicado debido a los costes o al riesgo de interrumpir el negocio por el cambio de los sistemas existentes que supone. Sin embargo, teniendo en cuenta el impacto que tiene esta integración en las operaciones del negocio y en la experiencia del cliente, aparecen muchos beneficios a valorar:   

1. Optimización de tiempos

Si tu sistema TPV no está integrado con tu tienda online, el equipo tendrá que trasladar los datos de un sistema a otro manualmente. Cuando este tipo de procesos son manuales se pueden producir errores: el inventario no se actualiza a tiempo real y genera sobreventas, las direcciones de envío dan errores y provocan retrasos en la recepción de los productos, la información de un producto es incompleta y produce malentendidos con los clientes…

A los problemas que pueden derivar de estos procesos manuales, hay que sumarle que llevan mucho tiempo. El equipo puede tardar horas en comprobar que los datos que se transfieren son correctos. Mantenerles ocupados en comprobar datos les restará tiempo para centrarse en sus otras responsabilidades, con lo que la experiencia del cliente podría verse perjudicada.

Igualmente, integrar ambos sistemas y trabajar de forma automatizada puede mejorar no solo la relación con los clientes, sino también con los proveedores, ya que es posible configurar órdenes de compra de forma mecánica. Esto permitirá optimizar la comunicación entre ambas partes y mejorar el tiempo de reabastecimiento, un factor especialmente relevante en épocas de grandes pedidos como la Navidad. 

Del mismo modo, tener una visión de lo que está ocurriendo en tiempo real en tu negocio, tanto en el terreno offline como en el digital, te facilitará la planificación como minorista. Podrás identificar qué productos funcionan mejor, en qué plataformas, qué perfiles están comprando qué productos y cómo están favoreciendo las promociones la estrategia del negocio.

Esta integración te permitirá analizar tu stock de forma transversal: podrás ver qué productos están disponibles y gestionar las ventas offline y online de forma paralela y simultánea. Por tanto, el stock de las tiendas físicas estará disponible para la venta ecommerce y viceversa.

Lo mismo ocurrirá con la base de datos de clientes, que se podrá consultar de una vez porque los clientes del ecommerce y del TPV estarán unificados.  Para gestionar todos estos datos es muy relevante contar con un CRM, herramienta que permite una gestión 360º de las ventas, el marketing, la atención al cliente y todos los puntos de contacto. Este es el objetivo que persigue Segmentail, plataforma de CRM 100% orientada al retail omnicanal que está integrada con nuestro TPV STMODA. Gracias a la infinidad de datos, tanto de comportamiento como transaccionales, recogidos por Segmentail, se podrá identificar a los clientes más valiosos y recompensar su fidelidad con descuentos regulares y promociones exclusivas.

ventajas de integración de tpv con ecommerce

2. Mejora de la experiencia del cliente

La integración automática entre el ecommerce y el TPV de tu comercio también puede facilitar mucho las cosas a tus clientes. Al proporcionar niveles de inventario precisos, se evitará la sobreventa, y los clientes podrán consultar el stock de tu negocio a tiempo real sin riesgo de que haya errores.  Igualmente, esta automatización hará que se notifique a los clientes cuando se hayan enviado los pedidos, cuándo está previsto que los reciban e incluso cuándo estará disponible un producto que estaba agotado.

Además, tener sincronizados ambos sistemas permite ofrecer al cliente la opción de “click and collect”. De esta forma, el consumidor podrá consultar tranquilamente los productos a través de la web y, una vez que tome una decisión, podrá realizar la compra e ir a recoger su pedido a la tienda. Igualmente, si el usuario se decanta por la compra en el ecommerce pero finalmente cambia de idea y quiere devolver el producto, también podrá hacerlo en la tienda física, agilizando la devolución y mejorando su satisfacción.   

ventajas de integración de tpv con ecommerce

3. Promociones omnicanal

El hecho de que tu sistema TPV esté integrado con tu plataforma de comercio electrónico ofrece la oportunidad de unificar los programas de fidelización de tus clientes. Si se gestionan promociones de forma independiente entre tu tienda física y online, será más complicado medir la eficacia de las mismas y administrar correctamente el inventario. Por ello, es recomendable que haya una alineación entre los cupones y tarjetas regalo de tu tienda física y ecommerce. De esta forma, se podrán emitir tarjetas regalo que podrán usarse tanto en tienda física como ecommerce.

La integración de ambos sistemas también permitirá configurar los precios en ambos canales al mismo tiempo. Esto facilitará la gestión del negocio que, en la práctica, es uno solo, y de esa forma debe ser tratado. 

Beneficios de integrar el TPV y el ecommerce

La integración ecommerce de nuestro TPV STMODA

Ya están claras las ventajas de integrar el TPV con el ecommerce, tanto para el minorista como para el consumidor: esta sincronización evitará que los datos del producto sean imprecisos, tiempos de envío lentos e inventarios incorrectos.

Nuestra recomendación para el exigente entorno omnicanal de hoy en día es STMODA TPV,  solución TPV que permite gestionar todas las operaciones de la tienda y que, además de funcionar de forma independiente, también se integra con el entorno de IT existente. Ejemplo de ello es su integración con las principales plataformas ecommerce, garantizando una experiencia de compra única a los clientes sin importar el canal. Entre las plataformas de comercio electrónico con las que es compatible STMODA TPV se encuentra Prestashop, Logicommerce, Magento o Shopify.

Una vez que conoces las ventajas de sincronizar tu TPV y tu tienda online, ¿cuál es tu excusa para no sacarle el máximo partido a esta oportunidad?

Si te resulta interesante este contenido te encantará lo que publicamos en nuestra página de Linkedin. ¡Síguenos!