5 ventajas de tener tu TPV integrado a tu e-commerce

La convivencia del terreno online y el offline ya es una realidad para muchos minoristas. La acelerada digitalización que están viviendo todos los sectores empresariales no ha pasado inadvertida para el mundo Retail, que ha tenido que adaptarse a un consumidor más global y digital. 

En este contexto, tener presencia online ya no se cuestiona. La clave se encuentra ahora en integrar la tienda física con el e-commerce. Cada uno de los mundos ofrece una serie de ventajas a las que los consumidores ya no están dispuestos a renunciar. De hecho, cabe destacar que España fue uno de los pocos países del mundo, y el único de Europa, en el que aumentó el comercio electrónico durante el primer trimestre de 2022.

Integra TPV y tienda online con garantías

La cuestión de integrar tu Terminal Punto de Venta (TPV), dispositivo usado en los establecimientos comerciales para realizar gestiones de venta, con tu e-commerce puede parecer todo un reto, pero tiene una serie de ventajas que no pueden pasar inadvertidas: 

1. Disponer de un stock unificado

Si un cliente quiere comprar un producto, debemos hacer de su experiencia un proceso lo más sencillo posible, ya sea en persona o de forma online. Para ello, es necesario satisfacer sus necesidades y preferencias de consumo. En esta ecuación, el stock no debe suponer una inquietud, sino una alianza, de tal forma que exista un recuento del inventario en tiempo real que permita al usuario encontrar lo que busque, independientemente del canal al que acuda. 

En este sentido, conviene entender primero algunos conceptos. Podemos hablar de omnicanalidad cuando todos los canales de venta de un negocio están integrados, ofreciendo una experiencia global de marca al usuario. Existen además otros dos términos que debemos tener en cuenta: multicanal y cross-canal. En una estrategia multicanal, la marca está presente en dos o más canales de venta, pero el usuario experimenta la marca de manera distinta en cada uno de los canales, ya que no existe una integración entre ellos. En la estrategia cross-canal, la marca está presente en multitud de canales y coordina su presencia en todos ellos intentando mostrar integración, pero sin llegar a ofrecer una experiencia global de la marca. En el concepto cross-canal el consumidor utilizar el canal que le resulte más rápido y sencillo en cada momento. 

Tener integrado el TPV a tu tienda online permite conocer el stock de todo tu negocio de forma unificada, lo que a su vez hace posible que todos los canales de venta estén integrados, y esto se traduce en omnicanalidad. 

 Esta disponibilidad del stock hace posible el concepto de “pasillo infinito”. Todos conocemos la sensación de frustración que genera tener elegida la camisa que buscabas y que finalmente no haya tu talla en tienda. De nuevo, la omnicanalidad trae la solución a este problema. El pasillo infinito o “endless aisle” nos permite vender en tienda productos que no tenemos en stock en ese momento, pero que sí que lo están en otra de las filiales o almacenes de nuestro negocio. Es un win-win para ambas partes: el consumidor no se queda con las ganas y recibe el producto en su comercio habitual, en otra de las tiendas o su propia casa; mientras que el retailer no pierde el cliente y genera fidelidad en él o ella.

2. Base de datos de clientes compartida

Ya nadie duda del poder de los datos. La información es el combustible que hace andar a los negocios. Por ello es muy importante cuidar la base de datos y una herramienta imprescindible para hacer esto es el CRM. Concretamente, el Customer Relationship Management o Gestión de las Relaciones con Clientes es una plataforma que permite administrar y analizar las interacciones con los consumidores. Se trata de una herramienta que permite sacar partido de los datos para tomar decisiones estratégicas. La clave para un optimo aprovechamiento del CRM es que los datos del TPV y del e-commerce estén unificados, para poder contar así con una radiografía en tiempo real de los consumidores y poder conocer sus preferencias y ofrecerles el objetivo último: una experiencia personalizada. 

Nosotros recomendamos SEGMENTAIL, CRM omnicanal para Retail. Este CRM importa datos relativos a los clientes y permite transformarlos en información estratégica, generando segmentos de consumidores que sirven para personalizar las campañas de marketing. 

Como ya hemos comentado, el primer paso para tener éxito en una táctica de email marketing es recopilar la máxima cantidad posible de datos sobre nuestros clientes. Para ello, debemos tener en cuenta tres posibles ámbitos de actuación:

3. Cross-selling de productos gracias al Click & Collect 

Para ofrecer una verdadera experiencia omnicanal, el consumidor debe tener las mismas oportunidades consuma en tu tienda física o en tu tienda online. Por ello, un requisito fundamental es ofrecer la opción de Click & Collect que permite hacer una compra en el comercio electrónico y finalizarla en el establecimiento físico, recogiéndola. 

Este sistema de compra ofrece al usuario todas las ventajas del consumo online, como el ahorro de tiempo y la ubicuidad, al tiempo que se evita los inconvenientes propios del comercio electrónico, como los gastos de envío, la incertidumbre en la hora de entrega o la posibilidad de no acertar en el producto elegido. Para el retailer, esta estrategia permite aumentar las ventas sin perder el contacto directo con el consumidor, manteniendo de esta forma sus opciones de fidelización. 

Esta opción de venta es posible siempre y cuando el TPV esté integrado correctamente con el e-commerce. Para que dicha integración sea completa, recomendamos crear un departamento separado en la tienda física que se ocupe de las recogidas online. El objetivo es canalizar los clientes y poder atender con rapidez para que no se forme una larga cola que afecte a la experiencia de los consumidores. La idea es no complacer a los clientes online a costa de desatender a los compradores de la tienda física. 

Igualmente, es fundamental tener preparado el pedido para el momento en el que llegue el cliente. En ningún caso debemos hacer esperar al consumidor, por lo que debemos notificarle que su pedido está listo para recoger solo cuando realmente tengamos todo preparado para la entrega. 

Por último, recuerda que una de las principales ventajas de este sistema es que el retailer puede mantener el contacto físico con el cliente. Esta oportunidad debe aprovecharse para ofrecer ventas cruzadas o cross-selling, es decir, proponer otros productos que puedan complementar la compra que se está realizando. El cross-selling puede suponer un crecimiento importante de los beneficios ya que, una vez que el consumidor está en el establecimiento, tiene más predisposición a comprar otros productos. 

4. Estadística homogénea 

Recopilar datos es el primer paso para desarrollar una estrategia planificada en nuestro negocio. Sin embargo, no basta con recoger información de los clientes, si no que es crucial analizarla y sacar valor de ella. Gracias a la integración de las ventas del negocio y el catálogo de productos, es posible analizar y comparar las ventas del ecommerce al mismo nivel que las tiendas físicas. 

Conocer cuándo se producen los picos de ventas o cuándo es más fácil vender cierto producto, puede permitirnos jugar con ventaja a la hora de planificar nuestro inventario. Poder conocer esta información simultáneamente en el terreno offline y online nos permite entender el negocio como un todo y tomar decisiones estratégicas conjuntas que ayuden a optimizar las inversiones.

5. Promociones 

Tanto tu tienda física como tu ecommerce son canales de comunicación, por lo que pueden ser aprovechados para promocionarse mutuamente. Por ejemplo, en tu tienda física puedes incluir el enlace a tu web en el ticket de compra, en el packaging de los productos, en la bolsa… Una herramienta muy interesante para potenciar tu web son los códigos QR. Igualmente, para potenciar las compras físicas desde tu tienda online, puedes ofrecer promociones que solo sean efectivas en unas determinadas fechas en el establecimiento físico. 

Ahora que conoces todas las ventajas de contar con una integración completa de tu tienda física y online, ¿a qué esperas para experimentar la verdadera omnicanalidad? 

Si te resulta interesante este contenido te encantará lo que publicamos en nuestra página de Linkedin. ¡Síguenos!