Tax Free en Retail: cómo sacarle el máximo provecho en tu negocio retail

Antes de hablar de Tax Free, debemos tener claro qué es el IVA. El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es una tasa indirecta que grava el consumo. Cuando el comprador paga el IVA de un producto lo que está pagando es un porcentaje sobre el precio de dicho producto que se destinará a proporcionar recursos al Estado. El vendedor del producto no se queda con ese dinero, sino que se lo ingresa cada tres meses a Hacienda, restando el impuesto soportado en sus facturas de gastos necesarios para desarrollar su actividad.

La teoría está clara, pero ¿están todos los consumidores obligados a pagar el IVA de los productos? La respuesta es no. Con el objetivo de potenciar el turismo, la administración creó el «Tax Free». Esta medida permite a los turistas que visitan un país extranjero solicitar el reembolso del IVA de los productos que hayan adquirido antes de regresar a su país de residencia. Las razones detrás de esta medida es que ellos no van a disfrutar de los servicios estatales. 

¿Cómo funciona el Tax Free?

Actualmente más de 160 países cobran el IVA o el GST, generando aproximadamente el 20% de todos los ingresos fiscales globales. Este impuesto se calcula aplicando un aumento porcentual al precio base del producto o servicio. Los residentes de países que no pertenecen a la Unión Europea tienen derecho a recibir el reembolso libre de impuestos, aunque cada país europeo tiene sus propias regulaciones.

tax free en retail

En el caso de España, el IVA que se aplica a la mayoría de los bienes es del 21%, aunque también existen productos con un IVA reducido del 10% y superreducido del 4%. Desde enero de 2019, todos los minoristas de la Unión Europea están legalmente obligados a ayudar a los clientes que no pertenecen a la UE a reclamar el IVA de los productos que compren. Además, el reembolso debe ser pagado independientemente del valor de la compra. Por tanto, hablamos de compras libres de impuestos. 

Anteriormente, en España se aplicaba un gasto mínimo de 90,16 euros para que el turista pudiese solicitar el reembolso del IVA. Sin embargo, actualmente este requisito ya no se aplica, siendo España uno de los pocos países exentos de esta condición. Aun así, el reembolso no puede aplicarse a cualquier tipo de compra: la mayoría de los servicios no son reembolsables, como el caso de los hoteles, bares o alquiler de automóviles.

¿Cómo puedes gestionar el Tax Free en tus tiendas?

Pero, ¿cómo adherirse a Tax free? El primer paso para gestionar el Tax Free en tu negocio Retail es informar correctamente a tus clientes de cómo funciona este proceso. Para que un turista pueda acogerse a este beneficio debe cumplir una serie de requisitos. Entre ellos destaca que el Tax Free solo puede aplicarse a personas, no a empresas. Los productos comprados deben ser materiales, como comentábamos antes, los servicios no están contemplados. Además, el plazo para solicitar el reembolso es de 3 meses. 

Para poder pedir el Tax Free, el cliente debe facilitar su pasaporte, la factura de compra, el formulario de Tax Free que le proporcionará el negocio en el que compre y que debe cumplimentar, así como la tarjeta de embarque que demuestre la fecha de salida del país. Si el negocio tiene automatizada la generación del Tax Free, ese formulario podrá rellenarse de forma sencilla. 

Cuando el turista vaya a abandonar el país, debe llegar al puerto o aeropuerto desde el que salga y esperar en la recepción de aduanas. Allí tendrá que presentar los documentos comentados y sellar sus formularios. Entonces podrá solicitar el reintegro del IVA en una de las empresas especializadas en Tax Free. 

Si quieres convertirte en una tienda que ofrezca servicio de Tax Free para aprovechar el reclamo de clientes que trae consigo esta opción, tendrás que contratar los servicios de una entidad colaboradora que gestione el Tax Free. Estas entidades se encargan del reembolso de la cantidad de dinero que corresponde al IVA. 

tax free en retail

Ventajas de contar con el Tax Free integrado en tu TPV retail

Status2 está integrado con dos empresas de Tax Free: Global Blue y Planet. Nuestro sistema TPV, STMODA TPV, ofrece una solución robusta para  gestionar los procesos de venta. Este software cuenta con distintas integraciones que garantizan que es 100% compatible con el entorno IT existente en el negocio Retail. Concretamente, STMODA TEF es la solución  que integra la Pasarela de Pago y el servicio de Tax Free en STMODA TPV.

STMODA TEF permite a tu negocio contabilizar, a través de un único dispositivo, todas las transacciones que se produzcan en el punto de venta. También facilita la impresión del documento Tax Free directamente desde el TPV. 

Está claro que, cuántas más facilidades podamos brindarle al consumidor, más posibilidades tendremos de asegurar la venta. Por este motivo, contar con el Tax Free integrado en nuestro TPV, agilizará mucho el proceso de solicitud del reembolso y atraerá a más clientes a realizar la compra con nosotros. Entre las ventajas de contar con esta integración se encuentran: 

Automatización

Si tuviéramos un cliente internacional al día, no nos robaría mucho tiempo gestionar su Tax Free. Sin embargo, ¿y si tuviésemos decenas? Contar con el Tax Free integrado con nuestro TPV hace infinitamente más sencillo el proceso de liberar a los turistas del IVA. Por este motivo, automatizar este proceso no solo ahorra tiempo al Retailer y al comprador, si no que se traduce en un aumento de la productividad y del rendimiento. 

Ahorro de tiempo

Muchos compradores internacionales desconocen cómo funciona esta ventaja fiscal. Por este motivo, como Retailers es nuestro deber educar al consumidor y asesorarle en el proceso de solicitud de Tax Free. La posibilidad de que el TPV genere el documento Tax Free al mismo tiempo que se genera el ticket de la compra, agilizará mucho nuestro trabajo y también permitirá ahorrar tiempo a los clientes. Debemos incentivar que los turistas se beneficien de esta ventaja, poniéndoselo lo más fácil posible. 

Aumenta ingresos

Ofrecer Tax Free se traduce en un incentivo para que los consumidores extranjeros compren en nuestro negocio. Por tanto, si un aumento de los clientes se convierte en una subida de los beneficios, ofrecer al cliente una experiencia de compra completa nos permitirá asegurar ventas que, de otra forma, podrían acabar comprando en nuestra competencia. 


Ahora ya no tienes excusa para gestionar Tax Free, ¿ya dispones de todas las herramientas? 

Si te resulta interesante este contenido te encantará lo que publicamos en nuestra página de Linkedin. ¡Síguenos!